Resolviendo mitos sobre la lactancia materna

07.08.2020

Esta semana se ha celebrado la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2020, un evento para concienciar sobre los beneficios de la lactancia materna tanto para la madre, como para el bebé e incluso el medio ambiente.

Su lema ha sido "Apoyar la lactancia materna para un planeta más saludable". Puedes encontrar más info aquí.

Quiero dejar dos detalles claros:

Para celebrar este evento, te resuelvo 7 mitos relacionados con la lactancia materna, ya que es una etapa llena de mitos y falsas creencias que entorpecen muchas veces el que las madres puedan desarrollar una lactancia exitosa, feliz y sin perjuicios.

    Quiero dejar dos detalles claros:
    1. Si tienes problemas con tu lactancia (agarre, dolor, dudas...) contacta con una asesora especializada o acude a un grupo de apoyo, no estás sola en tu lactancia, sea del tipo que sea.
    2. La información es poder. Si después de tener todos los datos y por decisión propia no llevas acabo una lactancia materna y lo haces de manera mixta o artificial, no dejes que nadie te diga que eres menos madre o que no estás haciendo lo correcto. La decisión es siempre tuya y es tan válida como cualquier otra, sólo intenta tener toda la información en la mano.

    7 mitos sobre la lactancia materna

    MITO 1: "Hay que dar teta cada 3h, y durante 5min en cada teta"

    La lactancia (materna, artificial o mixta) debe ser a demanda. A demanda quiere decir cada vez que el bebé lo necesite, durante el día y durante la noche. Si hay problemas para que el peque gane peso, sí que es posible que haya que establecer frecuencias para asegurarse de que come lo suficiente, además de otras técnicas, pero sería un caso concreto que habría que personalizar.

    Mito 2: "Más allá de los 6 meses la leche materna no alimenta"

    La leche evoluciona igual que lo hace el bebé, y se adapta a sus necesidades nutricionales. Tu leche SIEMPRE alimenta: al mes, a los 6, a los 24... Que no sea una excusa para dejar la lactancia, porque la teta siempre será un alimento nutritivo para tu bebé, a parte de muchas cosas mas ;)

    Mito 3: "Hay que preparar los pezones durante el embarazo"

    No es necesario curtir, endurecer o prepara los pezones durante el embarazo, ya son como necesitan ser. El peque no mamará únicamente del pezón, su agarre será utilizado gran parte de la areola, por lo que no importa qué tipo de pezón tengas, para el bebé el pezón sólo es un indicador de dónde está la comida.

    Mito 4: "No puedo comer ajo, cebolla, espárragos, col... dan mal sabor a la leche"

    El sabor de la leche materna cambia a lo largo de la lactancia. A veces puede ser más salada, más dulce o adquirir sabor de los alimentos que consumimos. Es normal y el peque se adapta, o puede que un día se vea más molesto por el cambio de sabor, pero no hay problema. De cualquier manera, los cambios que producen los alimentos en el sabor de la leche pueden hacer que cuando el bebé comience con al alimentación complementaria (AC) esté más predispuesto a aceptar esos alimentos o sabores similares. Mini punto ganado de cara a la AC.

    Mito 5: "Los pechos pequeños dan poca leche, y los grandes mucha"

    Da igual el tamaño de tus pechos, eso no influye en que haya mayor o menor producción de leche. Los diferentes tamaños de pecho dependen en gran medida de depósitos de grasa y no de tejido mamario.Lo que aumenta la producción de leche es la estimulación de las glándulas mamarias a través de la succión. Podemos estimularlo aumentando las tomas del bebé o extrayendo leche manualmente o con un sacaleches.

    Mito 6: "Beber cerveza ayuda a producir más leche"

    No hay alimentos que ayuden a aumentar la producción: no cerveza, ni leche, ni otros inventos. Como hemos visto en el mito 5, lo que aumenta la producción es la succión. Si quieres tener más leche, ofrece más la teta al bebé, en poco tiempo la producción aumentará.

    Mito 7: "Cuando hace mucho calor, con la teta no basta, necesita agua"

    Cuando el bebé es menor de 6 meses (aún no ha comenzado con la alimentación complementaria), su único alimento debe ser la lecha materna o de fórmula, en el caso de lactancia mixta o artificial. Si hace mucho calor, lo mejor es ofrecer la teta con mayor frecuencia (o biberón) para que pueda saciar su sed. Si ya se ha iniciado la AC, se puede ofrecer agua, pero la teta será igual de hidratante y la llevamos incorporada.

    Si tienes dudas relacionadas con tu alimentación en este periodo, la de tu bebé al iniciar la alimentación complementaria, o la de tu familia en general, ¡para eso me tienes a mí!

    Contacta conmigo para cualquier duda en info@es-nutricion.com , podemos vernos de manera online o en la consulta de nutrición en Zaragoza.

    ¿Me cuentas los mitos que conoces sobre lactancia? ¿Qué comentarios has escuchado mientras dabas la teta a tu peque? ¡Pongamos en común experiencias!

    Un abrazo,

    Elena


    ¡Sígueme en redes sociales!

    InstagramFacebook


    ¿Dudas con la alimentación complementaria?