RECETA: Garbanzos agridulces con brócoli crujiente

27.01.2020

Los bowls son mi perdición. Totalmente. Me encanta eso de que vaya todo junto en un mismo cuenco, lo puedas mezclar y probar todos los sabores y texturas a la vez.

Hoy te traigo una receta de esas que querrás repetir una y otra vez, pues combina el sabor agridulce de los garbanzo y el crujiente del brócoli (ya sabes que soy la fan  número 1).

Creo que no necesita más presentación, así que allá vamos:

Garbanzos agridulces con brócoli crujiente

Ingredientes:

Para los garbanzos

  • 400gr de garbanzos cocidos
  • 1/2 cebolla
  • 3 zanahorias
  • 1 pimiento
  • 3-4 setas shiitake
  • 1 diente de ajo
  • 1 trozo de jengibre
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Para la salsa

  • Zumo de 1 naranja
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de salsa de soja

Para el brócoli

  • 1 cabeza de brócoli mediana
  • 2 cucharadas de agua fría
  • 3 C de harina de garbanzo
  • Pimienta molida
  • Sal
  • 1 c Pimentón ( y un poco del picante)
  • Ajo en polvo


  1. Precalienta el horno a 180ºC
  2. Lava y trocea el brócoli en arbolitos.
  3. En un cuenco o plato hondo mezcla la harina de garbanzo con las especias y luego, poco a poco, añade el agua fría. Mezcla bien. Tiene que quedar una textura densa y lisa que permita cubrir el brócoli, pero que no sea cemento. Puedes echar más agua si lo necesitas.
  4. Sumerge el brócoli y colócalo en una bandeja de horno (con papel vegetal o lámina de silicona) y hornéalo a 180ºc hasta que esté dorado, que serán unos 20 min.
  5. En una sartén pon el aceite de oliva y el de sésamo. Cuando esté caliente, dora el ajo y el jengibre rallados.
  6. Cuando estén dorados vamos echando el resto de verduras y pochándolas, en este orden: cebolla, zanahoria, pimiento y shiitakes. Por último los garbanzos y saltea bien.
  7. Cuando estén casi listo, mezcla los ingredientes de la salsa en un cuenco o tarro, baja el fuego, y riega el salteado. El fuego tiene que estar bajito para que reduzca un poco. Remueve de vez en cuando.
  8. El brócoli ya debería de estar casi listo, por lo que ya puedes montar el plato: pon una buena base de garbanzos, añade unos arbolitos de brócoli y decora con semillas de sésamo, tahini, germinados, salsa sriracha...


¿Qué te ha parecido? ¿Lo probarás?

Puedes acompañarlo también con un poco de arroz integral o unos tallarines integrales y no habrá quién se resista ;)

Acuérdate que si lo pruebas, puedes mandarme una foto. ¡Me encantará verlo!

Un abrazo,

Elena


¡Sígueme en redes sociales!

InstagramFacebook


¿Conoces mis servicios?